Este libro realmente nos gustó mucho. Siendo muy serio todo aquello que expone y analiza en sus páginas, los miembros del jurado que le otorgaron el premio Espasa dicen que se trata de “un libro serio de economía contado irónicamente”

En este libro revela lo que las marcas, los bancos, las empresas, los gobiernos… no quieren que sepas. Y claro, con semejantes planteamientos, la obra no podía sino titularse: El libro prohibido de la economía.

El autor señala:

“He decidido desvelar el juego; rebelarme y decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Solo a quienes manipulan o engañan les indignará que desvele y denuncie en qué hemos convertido a la economía”.

Y tal cual, así es. La franqueza con la que habla, ha gustado mucho al lector y lo ha puesto a pensar sobre sus impulsos, sobre los “atajos” que ha tomado el marketing, sobre la forma en como las empresas “usan” las emociones de sus clientes, sobre las “ilusiones” ópticas que utilizan para convencer. Sobre las “letras pequeñas” en los contratos que firmamos a los bancos.

El libro es polémico al hacer declaraciones contundentes y temibles (para algunos) como afirmar que los gobiernos “cobran impuestos que no tienen ninguna razón de ser ni legitimidad económica alguna”, mientras “en las empresas se utilizan fabulosas herramientas comerciales para que la gente compre cosas que en realidad no necesita o ni siquiera sepa por qué paga”.

Viene siendo entonces como un libro “negro”, porque desvela verdades que a muchos no les conviene compartir. Desde su perspectiva expone que:

“la perversión y degeneración de instrumentos que los economistas habíamos puesto al servicio de la sociedad, y que a menudo han puesto en nuestra contra. Quieren hacer creer a los ciudadanos que el sistema es el que es porque es el mejor o no hay otro alternativo, y no es así”.

No pretendemos calificar el libro, pero a nosotros nos ha puesto a pensar y reflexionar, acerca de la forma en como compramos o nos endeudamos. Lo recomendamos, porque toca fibras importantes que nos hacen comprender que todos en una u otra forma, estamos metidos en el “juego” de otros

Como empresarios que somos, también nos aporta mucho, precisamente porque nos desafía a desarrollar estrategias que nos permitan crecer, pero sin agredir a nuestros clientes. Lo cual, también es posible.

Muy pronto tendremos el BookTube de este libro por nuestro canal de YouTube. Ahí estaremos ampliando con más detalle, el tema de esa obra, bastante disruptiva, pero muy útil de analizar, para todos como consumidores que somos y también para los que estamos en el mundo del emprendimiento.

 

Comentarios